Levin Alexey: la nobleza y personalidad del fagot se presenta en el Festival Peregrinos Musicais

Levin ha estudiado música en Minsk

23 jun 2017 Levin Alexey: la nobleza y personalidad del fagot se presenta en el Festival Peregrinos Musicais

Alexey Levin, fagotista. Levin fue admitido en la Academia Estatal de Música de Bielorrusia en Minsk en la clase de fagot, en el año 2009 en donde recibió las lecciones musicales profesor V. Budkevich. En 2012, Alexey ya fue laureado con el primer premio en una competición internacional de la República de Moldovia, Eugen Coca. El mismo año, obtuvo el Premio Presidencial Apoyo a los Jóvenes con Talento. En 2013, entró en la Escuela Central de Música del Conservatorio Estatal de Moscú (profesor Shegai I.V.) En 2014, ganó el 1º premio en el III Concurso de MoscúFestival de Nuevos Intérpretes de E. Dolzhikov. En este momento, Alexei es el miembro de la Orquesta del Teatro de Stanislavsky y Nemirovich Danchenko.

Con 20 años, el joven bielorruso viaja a Santiago de Compostela para convertirse en un Peregrino Musical con estrella. Lo hace acompañado de su inseparable compañero, el fagot, un instrumento que resulta casi inédito entre los jóvenes peregrinantes que hasta ahora han viajado desde fuera de España a este Festival. Actualmente, vive y estudia en Moscú. Allí termina su segundo año en el Conservatorio P. I. Tchaykovskogo de la capital rusa, aunque su formación inicial se desarrolló en principio en la Escuela Central de Música de Moscú y en la Escuela de Música de Minsk, en Bielorrusia.

 

¿Con quién has estudiado música? 

Soy muy afortunado con los maestros. Empecé a con Dmitry Vladimirovich Soltan, luego continué con Vladimir Vladimirovich Budkevich y ahora mi maestra es Inna Valentinovna Shegay, con quien estudiaba en la Escuela Central de Música y sigo estudiando en el Conservatorio Superior.

¿Qué es la música clásica para ti?

La música clásica para mí – es algo inimaginable, inmensa, inescrutable, fascinante y apasionante afición.

¿A qué años empezaste a enamorarte de la música clásica? ¿Cómo llegaste a ella?

Como ya he dicho, era muy afortunado con los profesores. Ellos formaron mi amor hacia la música clásica y el fagot. Un papel muy importante en mi desarrollo como músico le tocó a mi padrastro, quien insistió en mi educación musical y podemos decir que fue el que me empujó en esa dirección y así se mantuvo durante mucho tiempo insistiendo para que fuese músico.

¿Por qué te gusta tanto la música clásica? ¿Qué significa para ti?¿Cuál es el autor que más te gusta interpretar? ¿Por qué?

No hay un solo autor sobre el me gustaría tocar durante toda mi vida. Una gran cantidad de factores afectan a la decisión de tocar y sobre todo a lo que quieres interpretar. Para el Festival he elegido un programa según la temática de los conciertos que se han programado. Po ejemplo, para la ceremonia de inauguración elegí una pieza muy brillante. Cuando supe que el segundo concierto se llevaría a cabo en la Catedral de Santiago inmediatamente se me ocurrió la idea de tocar la Partita de I.S. Bach. Este es el mejor lugar para interpretar a este compositor. Pues bien, con la orquesta, decidí interpretar una fantasía húngara de Weber, un repertorio que es mucho más destacado para el fagot.

¿Cómo es el instrumento en el que te has especializado? ¿Qué te gusta de el?

Toco el fagot. Cuando me mandaron a estudiar música y me dijeron que iba a tocar un fagot, no pude comprender porqué me entregaban tanto y con tanta fuerza. Tocar este instrumento en algo indescriptible. Pero tan pronto como llegué a conocerlo mejor me enamoré de este instrumento! Su bajo sonido es envolvente, tiene un aspecto aristocrático, representa la nobleza, la sabiduría y a veces transmite una imagen cómica. La verdad es que este instrumento paree haber vivido todos los sentimientos y emociones posibles!

Sólo sostenerlo en las manos es un placer. Es muy agradable tocarlo. Ensayar con este instrumento resulta muy placentero. El fagot requiere mucho estudio y muchos cuidados porque te encuentras con eternos problemas con las válvulas, las pastillas, las cañas y mucho más. Si no te enamoras de tu instrumento, de él no va a salir nada. Con tu instrumento te pasas la mayor parte de tu vida y sólo imaginar la pesadilla que puede ser vivir al lado de un compañero desagradable se hace insoportable. Así que, al fagot lo amo con todo mi corazón y creo que ese sentimiento es mutuo.

¿Qué mensaje le enviarías a otros chicos jóvenes para que escuchen música clásica y acudan a veros en los conciertos que vais a dar en Santiago de Compostela? 

Chicos, chicas, os estamos esperando a todos en nuestros conciertos. Es muy interesante visitar la ciudad y tocar música para vosotros. Esperamos que también resulte de vuestro interés venir a vernos.

¿Qué esperas de tu participación en el VII Festival Peregrinos Musicais?

Cumplimiento de un sueño más, como es la posibilidad de visitar España. Tengo la curiosidad por comprobar cómo reaccionará la gente con mi instrumento, porque sé que no es tan común. Y me gustaría permanecer en este proyecto y participar en nuevos y nuevos proyectos que se realicen.

Si imaginas tu vida como músico…, ¿qué ves o cómo te lo imaginas?

No me importa mucho pensar en una carrera profesional en la música. Se sabe que si quieres ser rico, la música clásica no es la manera más fácil de serlo. Así que trato de convertirme en maestro de mi instrumento, y aportar a la cultura musical algo nuevo, interesante y excitante.

¿Te gusta interpretar piezas de famosos autores o te gustan más innovar y probar cosas nuevas?

Sus obras son completamente diferentes. Deberían ser interpretados de diferentes formas porque sus composiciones pueden producen diferentes efectos entre el público y el artista. La verdad es que no tengo una preferencia definida.

¿Cuál es el siguiente paso en tu carrera musical? 

Espero licenciarme en el Conservatorio.

 

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone